POSADA DEL CAMPANARIO


La Posada tiene 7 habitaciones; 6 dobles y una suite. Cuenta con servicio de restaurante a la carta y un bar con mirador que permite disfrutar la vista del pueblo. Contamos con servicio de alimentos y bebidas a las habitaciones las cuales tienen TV Parabólica  y mini bar. No hemos escatimado esfuerzo alguno para proveer los mejores servicios a nuestros clientes.

Nuestras duchas de alta presión disparan agua caliente para relajar a los viajeros después de sus caminatas por los caminos reales de la región. Tenemos levantadoras de toalla muy cómodas y jabones de glicerina aromáticos fabricados especialmente  para el deleite de nuestros huéspedes.

Nuestro servicio de restaurante incluye comidas típicas e internacionales de un nivel como el que se encuentra en cualquier ciudad del mundo con la característica especial de que los productos son orgánicos cultivados por nosotros mismos. Nuestras arepas santandereanas de maíz pelado y nuestra sopa de verduras orgánicas son legendarias. Hacemos todo lo posible por utilizar ingredientes saludables en nuestras recetas.

En nuestra finca ecológica Cascadas de Curiti a 40 minutos de Barichara las frutas y verduras son regadas con agua pura de una quebrada ubicada en uno de los paraísos naturales de Colombia. Invitamos a todos nuestros huéspedes a gozar del turismo ecológico tomando un buen baño de río de agua cristalina alli y también a conocer el lugar mágico donde son cultivados los productos que servimos en nuestro restaurante. Cascadas de Curiti es uno de los tesoros ecológicos vírgenes de Colombia.

Nuestro mobiliario contemporáneo de diseño único es oriundo del pueblo fabricado por artesanas locales. El ambiente del comedor, el bar y las áreas de salones son privilegiados por que  tienen una vista inmediata de las torres del campanario y del domo de la iglesia principal del pueblo que son iluminados desde el atardecer hasta las 10 de la noche. La ubicación a dos casas del parque principal hace que el huésped tenga todos los servicios del pueblo a la mano. La restauración de la Posada respeta la arquitectura autentica de la región; piedra, tapia pisada y teja de barro. Se percibe el toque especial que le dio su propietario arquitecto.